El Tiempo Clasificados
Nuestros portales especializados:
  • Elempleo
  • Carroya
  • Miles de artículos
  • ¡Qué buena compra!
Facebook Twitter
¿Necesita ayuda? 01 8000 115 252
  imagen imagen
    Noticias       Financiación       Compra y Venta       Arriendos       Propiedad Horizontal       Guía para Empresas       Diseño y Arquitectura            
imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen imagen
 
 
   
Carolina Cruz Im�genes de su apartamento
 
   
Fotos: Sebasti�n Jaramillo / Producci�n: Carolina Soto
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

Velocidad

Este apartamento, 
ha sido muy luchado, muy trabajado. As� comienza el recorrido con Carolina Cruz.
 
   
 
Carolina Cruz en su apartamento... Cada rinc�n de su casa hizo parte del recorrido: su habitaci�n, su cocina, las zonas sociales y hasta su cl�set. La lista de sorpresas result� muy larga. Ver nota completa»

Producci�n period�stica
Carolina Soto Ram�rez

�Carros baratos? Encu�ntrelos aqu�
Antes de que se abriera la puerta ya hab�a varios supuestos de lo que detr�s esperaba. Curiosamente, no hubo acierto alguno, excepto la idea de que se traba de un lugar bondadoso en espacio. Pasados algunos segundos se logr� confirmar la hip�tesis: un apartamento que no puede apreciarse inmediatamente. Es necesario girar la cabeza...

Despu�s de 'echar' un vistazo al lugar, los deseos que quedarse m�s del tiempo pactado se fortalecieron. No hab�a una sola se�al de los visitantes que indicara lo contrario.

Carolina a�n no sal�a de su habitaci�n y mientras tanto todos se recorr�an la zona social del apartamento como si tuvieran alguna relaci�n estrecha con el. Todo parec�a interesante y cada minuto asaltaba un interrogante m�s. Por fin, un c�lido saludo dej� al grupo de visitantes inquietos despu�s de varios segundos sin reaccionar.

Y hay que decirlo, no era para menos. Carolina mostrar�a ese desconocido perfil hogare�o y ellos ser�an los �nicos testigos.

Antes de iniciar el recorrido, el pre�mbulo � de muy pocos minutos- corri� por cuenta de la presentadora; el clima, la visita y el Feng shui, fueron los temas abordados. Este �ltimo, con total �nfasis.

Lo primero en mencionar fue la creencia de la presentadora en las energ�as. Tanto poder les atribuye que trabaja siempre en su canalizaci�n y optimizaci�n.

En su hogar, el protagonista es el Feng shui. No hay un solo espacio, accesorio o color que tenga lugar all� sin que lo indique la filosof�a. Antes de tomar cualquier decisi�n una br�jula �utilizada por los expertos en Feng shui- debe pasar por el apartamento de Carolina; de lo contrario, ning�n cambio debe realizarse.

Por supuesto, en materiales, dise�os y tama�os, hay libre albedr�o. Eso lo tiene muy claro la presentadora. Una vez consigui� el apartamento �atractivo por su vista sobre Bogot�- , Carolina se ali� con el arquitecto Gaston Games para hacer una gran transformaci�n. El resultado, ya estaba dibujado en su mente y para su fortuna result� todo un acierto.

Del trabajo de varios meses entre los dos, qued� un apartamento de �reas sociales integradas, un ba�o social a la vista, dos habitaciones divididas por un estudio �frecuentado por La Chiqui, la mascota de Carolina- y una decena de nichos en las paredes de la sala comedor. En ellos, hermosos accesorios que siguen fieles la l�nea del Feng shui.

Eso s�. Esta fidelidad se hace evidente en todos los rincones. Seg�n lo indica la filosof�a oriental �ayudado por la br�jula- en el apartamento de Carolina debe haber lugar para: el rinc�n del amor, que en este caso se ubica en la mesa central de la sala y consta de elementos en n�meros pares; un caballo, y Carolina eligi� el m�s grande posible; una chimenea con madera pero que no sea encendida; una tortuga detr�s del sof� principal; nada de color amarillo en la habitaci�n principal, y una larga lista de cosas m�s�

Al lugar m�s secreto...
Mientras la visita estuvo en las zonas sociales, fue posible  ratificar que todo cuando dec�a Carolina estaba sustentado. Pero para aseverar que cumpl�a todo el pie de la letra era necesario seguir hasta el lugar que cualquiera quisiera conocer: su alcoba.

Por fortuna, ella los invit� a pasar y no titube�. Estaba claro que se trataba de una visita �no invasiva� pero una vez adentro, la tentaci�n de conocer m�s era imparable. Tanto as� que los pasos llevaron justo adonde muy pocos dejan seguir: el cl�set.

Despu�s de verlo �por varios segundos- todos quedaron asombrados. Primero, era un momento para disfrutar; segundo, la nutrida colecci�n de zapatos despierta la envidia de cualquiera, y tercero, sumado a tanta belleza llegaba una virtud m�s: orden.

Curiosamente ese reconocimiento se hizo en voz alta y la presentadora no dud� en confirmarlo: �Soy una mujer extremadamente ordenada�. Despu�s de escucharlo, no se hizo raro ver todo milim�tricamente puesto en su sitio, y acertadamente ubicado. Entre esas cosas se cuentan un teatro en casa, algunos libros, fotograf�as, recuerdos y por supuesto, regalos.

La estad�a en este lugar de la casa tom� m�s del tiempo indicado pero vali� la pena. Una vez afuera, Carolina hizo una nueva invitaci�n pero esta vez a la habitaci�n de su mam�, una gran compa�era.

Para los visitantes fue m�s de lo esperado pero en esta visita no eran bienvenidas las restricciones. Estar en casa de Carolina Cruz, la hermosa presentadora y ex Virreina nacional de la belleza, era un regalo, y para ser sinceros, algo dif�cil de repetir�

Al igual que la bienvenida, Carolina cerr� la puerta con una linda sonrisa en su rostro y a decir verdad, todos esperaban que ese momento se lograra congelar�

«Regresar
 
         
 
  estrella ediciones  
                         
 
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen