La vivienda usada hoy es una opción interesante e incluso, en rangos medios los precios se han nivelado.

MERCADO
Por qué comprar vivienda en el 2010

Más subsidios, tasas de interés más bajas y una gran expectativa de valorización, invitan a hacer la inversión de la vida: comprar un inmueble.

Durante el 2009, un año de ¿esperanzas¿ económicas en todos los sectores, incluido el constructor, las ventas de vivienda superaron los pronósticos.

Según la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, el año cerró con un alza promedio de 10,5 por ciento impulsada, especialmente, por las ventas de junio y septiembre, que alcanzaron variaciones de 22 y 39 por ciento, respectivamente.

El efecto del subsidio a la tasa de interés fue clave en la compra de viviendas con precios entre 116 y 167 millones de pesos, aunque también se presentó una reacción de la oferta de vivienda de interés social (VIS).

En consecuencia, este año se espera que la VIS se consolide, vía macroproyectos; que los rangos altos se recuperen y que los estratos medios se mantengan (el Gobierno comenzó el año gestionado nuevos recursos para el subsidio a la tasa).

Ante la expectativa de más ventas en el 2010, a continuación se ofrecen algunos consejos prácticos de lo que se debe hacer a la hora de escoger vivienda, más ahora, cuando el potencial comprador está dispuesto a invertir.

De hecho, una reciente encuesta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) Bogotá-Cundinamarca concluyó -tras entrevistar a 1.211 hogares- que 56 por ciento de ellos tiene entre sus planes comprar vivienda este año.

Por eso, quienes están en este grupo deben tener claras las prioridades del que es, sin duda, uno de los proyectos de vida más ambiciosos de cualquier familia.

La primera decisión está relacionada con el bolsillo. De ahí la importancia de definir si quiere una vivienda nueva o usada y buscar el rango de precios que puede pagar.

Los inmobiliarios en el mundo tienen una máxima al aconsejar la elección: ¿Ubicación, ubicación, ubicación¿.

Esto simplemente significa que el barrio o el sector escogido debe satisfacer las necesidades de transporte, vías, desplazamiento a colegios, universidades o sitios de trabajo.

Una primera búsqueda puede realizarse a través de Internet o en revistas especializadas; esto, sin embargo, no reemplaza la visita al proyecto.

Es importante averiguar la trayectoria de la constructora y el respaldo que ofrece.

Por su parte, al momento de escoger la entidad financiera se debe analizar cuál tiene la mejor tasa y aprovechar que la mayoría la han bajado.

A propósito de estas opciones, lo mejor es averiguar, además de la tasa, las condiciones y requisitos de cada entidad, que -de todas formas hoy son óptimas.

Un informe del Servicio de Estudios de BBVA prevé que el Emisor mantendrá una política de tasas de interés bajas durante el 2010, lo que se reflejaría -como hasta el momento en los tipos de interés de los créditos hipotecarios.

De ahí que muchos analistas consideren la finca raíz una buena inversión y esta época, ideal para hacerla realidad.

Sin embargo, a la hora de asumir un crédito la cautela y las proyecciones sobre bases firmes deben ser las consignas.

Vivienda usada, más barata
La vivienda usada hoy es una opción interesante e incluso, en rangos medios los precios se han nivelado.

El subsidio a la tasa de interés para oferta nueva tiene parte de la responsabilidad en esta tendencia, ya que al beneficiarse con una disminución en la cuota, la gente ha preferido comprar algo nuevo, pero más barato, en consecuencia, la usada ha tenido que estabilizarse a la baja.

De cualquier forma, por donde se mire, la inversión en finca raíz es una interesante alternativa que en el 2010 seguirá en alza en los estratos medios y se recuperará en los altos.

Vivienda de interés social
Con el cambio del valor del salario mínimo, los subsidios de vivienda también suben.

Los montos asignados dependen de los ingresos de las familias (en el caso de los afiliados a las cajas de compensación familiar) y del puntaje del sisbén de los miembros del hogar, cuando son trabajadores independientes y los otorga el Fonvivienda.

Así, los auxilios oscilan entre 4 y 22 salarios mínimos mensuales vigentes (2¿060.000 y 11¿330.000 pesos).

Asimismo, y pensando en agilizar los trámites, la entrega de subsidios y el fortalecimiento de la política de vivienda en los municipios, se van a empezar a trabajar las Mesas Regionales de Vivienda.

Del trabajo mancomunado, depende su éxito. 

 
Más temas
  FEBRERO DE 2010
Revista MetroCuadrado con las mejores opciones de vivienda en Bogotá y sus alrededores
 
  CASAS DE FAMOSOS
Vanessa Navarro en su casa
 
  BALANCE
UVR o pesos ¿Cuál tiene más beneficios?
 
     
 
 
Use una de estas opciones:
1. Por tema:
  2. Por palabra:
 

3. Especial
(Digite la palabra
y elija la sección):